China avanza con la verificación de identidades a través de blockchain

El Ministerio de Seguridad Pública de China tiene planes de implementar una innovadora plataforma basada en blockchain denominada RealDID, con el propósito de verificar las identidades reales de los ciudadanos chinos. Anunciado durante un evento organizado por la Blockchain-based Service Network (BSN) ayer, este proyecto, en colaboración con el gobierno chino, ofrece diversas funciones, entre ellas la confirmación de identidades reales, protección encriptada de datos personales, accesos privados en línea, gestión de identidades empresariales, servicios de certificación de identificación personal y la emisión de vales de información sobre identidad personal.

La aplicación asociada permitirá a los ciudadanos chinos registrarse e iniciar sesión de forma anónima en portales en línea mediante direcciones DID, asegurando así la privacidad en transacciones y el intercambio de datos entre individuos y empresas. Aunque la fecha de lanzamiento y la implementación a nivel nacional para los 1.400 millones de habitantes de China no han sido oficialmente especificadas, el anuncio destaca el «enorme potencial» de la plataforma para salvaguardar la privacidad personal.

BSN, gestionada por el Centro Nacional de Información de China y respaldada por grandes empresas tecnológicas chinas como China Mobile y China UnionPay, respalda activamente este proyecto. Este desarrollo surge después de que, a finales de octubre, seis plataformas chinas de redes sociales, incluida la popular WeChat, establecieran un mandato que exigía a los creadores de contenido revelar públicamente sus nombres reales y respaldo financiero si contaban con más de 500.000 a 1 millón de seguidores.

China ha acelerado sus iniciativas y regulaciones en torno a tecnologías emergentes, incluyendo inteligencia artificial, monedas digitales del banco central (CBDC) y criptomonedas. Además, busca reducir su dependencia de los chips semiconductores fabricados en Estados Unidos mediante el impulso de la producción nacional.